¿Confía usted en la información que recibe de los periodistas a través de los medios de comunicación? En una clasificación del 1 (no confío nada) al 10 (confío totalmente), ¿qué nota le daría a su nivel de confianza? Piénselo antes de seguir leyendo.

En una encuesta* realizada para la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), la respuesta media de 1.002 ciudadanos fue un 5,42.

El sondeo tuvo lugar en octubre de 2012, pero si retrocedemos hasta las elecciones generales de noviembre de 2011, los datos son aún peores: un estudio del CIS desveló que “el valor medio de la confianza mostrada por los españoles en los medios de comunicación se situaba en el 4,52”. Más humillante que el suspenso en sí es el hecho de que el Parlamento –ese que nos representa, espera que me duele el estómago de reírme– obtuviese casi la misma nota: un 4,49.

No me voy a parar a explicar lo que significa el periodismo para la democracia y la higiene política; salta a la vista que son las cifras de un fracaso colectivo.

Y los motivos son…

Pues usted dirá, porque el estudio no menciona nada al respecto. No me explico cómo, después de obtener unos resultados tan penosos, nadie se molestó en averiguar el origen del problema: ¿Por qué los ciudadanos desconfían tanto de los periodistas? Se me ocurren varios motivos, pero empiezo por la respuesta de la presidenta de la APM, Carmen del Riego, cuando le pregunté sobre ello:

“Porque no les hemos contado lo que estaba pasando”.

De acuerdo. No obstante, cuando sí hemos contado lo que estaba pasando el resultado ha sido casi el mismo: el olvido inmediato (salvo excepciones como Stop Desahucios o 15MpaRato). Un olvido sobrevenido porque los ciudadanos tienen la sensación, la desazón, de no poder hacer nada. Nada contra la ajetreada vida del Rey y su próspero cuñado; nada contra los eurodiputados que trabajan de martes a jueves y se niegan a viajar en turista; nada contra la incompetencia de Fátima Báñez, que no ha bregado en su vida y ahora es ministra de Trabajo; nada contra los puestos que ahora ocupan en Telefónica, Endesa o el Banco Santander ex altos cargos políticos (tanto del PSOE como del PP)…

.

Vuelvo a los motivos del desencanto con la prensa. Si no hemos contado lo que estaba pasando es porque no hemos sabido o porque no hemos podido:

1. No hemos sabido lidiar con “nuevas realidades”. Hemos llegado mal o tarde; mal por las prisas o la falta de imaginación para abordar los temas, y tarde porque no hemos valorado a tiempo la importancia del suceso –también es cierto que no somos adivinos. El tema de los suicidios ligados a los desahucios refleja bien ambos errores.

2. No hemos podido imponer la lógica periodística a la partidista (falta de independencia) o empresarial (precariedad laboral). Junto al paro, la precariedad y las presiones son los principales problemas de la profesión. El colectivo cifra en un 4,09 su nivel de independencia. El 75% de los periodistas reconocen que alguna vez les han invitado a “modificar el contenido o la orientación de una información”; el 30% recibe presiones de forma frecuente.

independenciaInforme de la Profesión Periodística 2012. Pinchar 2 veces para ampliar.

independencia2

Más preguntas

Si han llegado hasta aquí buscando respuestas, lo siento. Me asaltan dudas por doquier:

– ¿De qué plataformas se fían menos los ciudadanos, de la prensa, la radio, la televisión o los nuevos portales digitales? ¿Tenemos la sensación de que en internet se hacen peor las cosas? ¿Por qué?

– ¿Qué medios tienen mejor reputación entre los lectores, oyentes y espectadores? ¿Hay alguna relación entre confianza y audiencia? ¿Irán despuntando poco a poco proyectos más “pequeños” como El diario o El confidencial?

– Demográficamente, ¿quién se fía más? Es decir, ¿qué sectores son más vulnerables a la influencia de los medios? ¿Qué porcentaje del electorado representan estos últimos?

– Y una última inevitable: si no nos creemos la mitad de lo que nos cuentan, ¿buscamos alternativas para informarnos o contrastar la información de los grandes medios?

..Próximamente “Crisis de confianza III: Una posible respuesta”

elroto_prensa

* La encuesta fue realizada por la compañía de investigación TNS en octubre de 2012. Se entrevistó a 504 hombres y 498 mujeres, con un índice de confianza del 5,08 y del 5,77 respectivamente.

Anuncios