Hace un par de meses escribí un artículo titulado Peros del Periodismo Universal. Se trata de una lista de obstáculos que los periodistas, especialmente los primerizos, se encuentran a diario en el ejercicio de su labor. Entre ellos figuraba la falta de remuneración.

El artículo terminaba de la siguiente manera: “Algún día escribiré un breve manual con posibles soluciones a algunos de ellos”. Pero no lo hice.

El caso es que el karma, la casualidad o el destino me vino ayer a recordar que debía una respuesta a los que habían leído los peros y esperaban que les desvelase cómo enfrentarse a ellos. Revisando las estadísticas del blog, WordPress te ofrece la posibilidad de saber a través de qué búsquedas los usuarios han accedido a tus artículos. Pues bien, esto fue lo que me encontré:

Si no me pagan como periodista que hago (respeto la ortografía)

Amig@, estás jodid@, pensé, y me reí con una mezcla de compasión e incredulidad. A quién se le ocurre buscar en Google la solución a semejante problema… Pero unos segundos después la cordura volvió a mí y me di cuenta de que su pregunta era la mía, y la tuya si estudias Periodismo, y la de los 3.000 licenciados que salen de las facultades cada año y se ven obligados a trabajar por una media de 300 € al mes, con suerte. Estoy jodida, me dije.

A ti, que llegaste hasta aquí buscando ayuda, tengo que decirte que no tengo la respuesta. Es más, tu dilema me suscita nuevas preguntas:

¿Hay alguna otra profesión en la que no paguen a los trabajadores…

a. y sea legal exprimirlos?

b. por tiempo indefinido?

c. si la empresa tiene dinero para pagar los sueldos?

d. y encima el explotado empleado esté conforme?

Trabajar gratis se ha puesto de moda como medio para entrar o medrar en una empresa. La excusa perfecta es que la formación y la experiencia que adquiere el trabajador no se paga con dinero. Es un beneficio intangible por el que estamos dispuestos no sólo a no cobrar, sino a perder dinero (alquiler, transporte, etc).

Si no te pagan como periodista es la canción del verano. La de cada verano. La que empieza a sonar en mayo cuando pones en una balanza los pros y los contras de trabajar by the face para engordar tu currículo y así encontrar algo mejor en el futuro. Amig@, ten paciencia. Sé humilde pero no te humilles, si te pagan no te vendas, y si encuentras la respuesta, házmela saber.

Anuncios